Técnicas Naturales

Tintes naturales y Estampado Botánico

Nuestras prendas están hechas con materiales de máxima calidad, respetando el medio ambiente y el comercio justo. Cada prenda de ropa realizada en Mara transmite matices de personalidad y valores.
Nuestra marca está muy concienciada con el medio ambiente, por esa razón, la ropa perdurable para ayudarnos a reducir el número de prendas adquiridas que acaban en los vertederos y reducen esta forma el impacto ecológico en todo el ciclo de producción y consumo.

Los tintes naturales son pigmentos orgánicos que se extraen de plantas, insectos y minerales, que tienen una base de fibras naturales como algodón, yute, lino, bambú, cáñamo, lana, seda, alpaca, vicuña y guanaco. También podemos teñir viscosa (celulósica) y Poliamida (Nylon). Son ecológicos y sostenibles.No hay componentes electrónicos perjudiciales para la salud ni el ambiente.


La historia de los colorantes naturales, se remonta del 4.000 aC en Babilonia, donde teñían las ropas de lana. Incluso, anterior al año 3.000 aC se ha realizado trabajos de tinturas naturales en China con Rubica Tinctoria, de la cual se extrae el colorante rojo. Para el 2.500 aC la India ya dominó la tintorería y el estampado, y encontró las estrellas en Egipto, teñidas con Indigofera Tinctoria, planta que produce el colorante azul. Por el año 2.000 aC alquimistas egipcios y combinaban ventas metálicas para usarlos como fijadores, a fin de tornar sus colores más permanentes.En Perú, la civilización Chavín, que se originó en el pueblo Inca, ya utilizaba alpacas, llamas y vicuñas y tenía un vasto conocimiento sobre el uso de colorantes naturales.
El escritor Giaventura Rosetti, de Venecia, pública en 1548, el primer libro de colorantes naturales "Selección de Técnicas del Arte de los Tintoreros" y demuestra que las ventas de Metales influyen en la velocidad del color y en la tonalidad. Menciona el empleo de vinagre, de orina y de jabón y comprueba los grados de permanencia del color.
Para 1856, el químico inglés Sir Willam Perkin, descubre el primer colorante sintético, la malveína, obtenida por oxidación de la anilina con bicromato de potasio, base de nuevas investigaciones que llevan al crecimiento de la industria de los compuestos orgánicos.Junto con la revolución industrial y la búsqueda de materiales sintéticos más económicos y de rápida producción, dejando de utilizar los colorantes naturales, dando paso a los tintes sintetizados en laboratorio para parafrasear a los nuevos tejidos derivados del petróleo.
Ya en el 1900 los colorantes sintéticos dominan el mercado de la industria textil. Desde entonces teñimos con colorantes sintéticos, y es probable que sigamos haciéndolo así por siempre. Pero, algunos sectores de la industria están tratando de evolucionar en sostenibilidad con técnicas de tintura milenaria.El mercado de los tintes naturales en la industria de la moda experimenta un resurgimiento, los consumidores se han vuelto más conscientes por su salud y por el impacto ambiental que tienen los tintes sintéticos, generando una demanda creciente de productos que se pueden estables.

El color en la industria es uno de los factores que más impacto genera, es parte intrínseca y fundamental del diseño de la prenda. Es importante entender que, al seco de colorantes naturales, el rendimiento del color depende de la calidad y del estado del producto a trabajar en la extracción. Los colorantes naturales extraídos en forma artesanal, tienen su propio color y son muy difíciles de mantener durante el proceso de manipulación e industrialización.


La estampación natural o Ecoprintes el procedimiento especial para el cual se estampan hojas y flores en colores confeccionadas con fibras de origen natural, aprovechando el pigmento y la forma que ellos mismos
Para ello, se usan hojas de eucaliptos, nogales, casuarina, azahar, liquidámbar o las que uno encontrar y se preparan con mordientes o fijadores del color. "La idea es experimentar y probar con lo que hay en cada región y lo que puede tener en su propio jardín". La técnica para lograr una impresión botánica se basa en la hoja de una planta sobre la tela y exponerla a una temperatura y humedad lo suficientemente alta para permitir la transferencia de los tintes naturales. Al finalizar el proceso la tela habrá recibido los colores y formas de las hojas que hayamos utilizado.
Cada estampación es única, y el resultado depende del poder tintóreo de cada planta, el modo en que se dispone de las hojas sobre el tejido y las características propias de la tela.